ONLINE REZERVASYON

Bienvenidos a la elegancia simple en el centro de Anatolia …


El HOTEL SIRINCE EVLERI es el primer hotel encantador de Sirince, un lugar llamado por Dido Sotiriou como “un paraíso en la Tierra” en su novela famosa “Adiós Anatolia”. Abierto en 1993, este, el hotel más pequeño de Sirince tiene sólo 6 cuartos y 14 camas. El dueño, Ahmet Kocak, es originario de Estambul.
El HOTEL SIRINCE EVLERI consiste en dos casas griegas rústicas, Altinyaprak y Karadut, restauradas de acuerdo con características arquitectónicas locales. En cada rincón usted encontrará rastros de la cultura anatolia del siglo XIX.
Altinyaprak, localizada en el centro del pueblo, es la primera casa de la cual Kocak “se enamoró a primera vista”. Construida por los griegos antes del cambio de poder turco-griego en 1924, la casa tiene ahora 97 años. Con sus puertas y el techo del pasillo esculpido, Altinyaprak está repleta de muebles antiguos coleccionados en pueblos anatolios y en ciudades que recorrió Ahmet Kocak durante sus años de guía turístico. El edificio tiene las características tradicionales de una gran casa provincial del siglo XIX con su cuarto de baño diseñado como un baño turco (hamam) y el pasillo oriental con la chimenea. Fue registrado recientemente por el Ministerio de Cultura y Turismo como una muestra de la herencia cultural para ser conservada en su estado original.
Karadut, la unidad principal de HOTEL SIRINCE EVLERI, fue construida como una casa grande hace 107 años por Vassili, un comerciante de tabaco rico de Kirkica. Hoy tiene 4 cuartos con aire acondicionado y baños privados. La terraza donde se da la bienvenida y el desayuno ofrece un panorama mágico.
El HOTEL SIRINCE EVLERI invita a sus distinguidos huéspedes a descubrir la atmósfera de un museo etnográfico con mobiliario antiguo y decoración auténtica seleccionada con gran cuidado.
Manteniendo su misión cultural el HOTEL SIRINCE EVLERI ofrece las comodidades de la vida moderna (agua caliente, calefacción y aire acondicionado) mientras pone al invitado en contacto con aspectos de la vida tradicional de la zona.
Si bien hace 12 años este fue el primer ejemplo provincial en adoptar el concepto de hotel boutique, en la actualidad, el HOTEL SIRINCE EVLERI ha adquirido renombre internacional.
Su dueño, Ahmet Kocak, explica el secreto de este éxito como resultado de su gestión gerencial.
- mantenemos nuestros principios … A fin de seguir proporcionando el servicio de calidad, hemos decidido continuar siendo el hotel más pequeño en Sirince ahora y en el futuro. En otras palabras, a pesar del número creciente de invitados y peticiones que recibimos cada año, SIRINCE EVLERI siempre será un hotel boutique que consiste en dos casas, limitadas a su capacidad original de 6 cuartos.
- Sabemos que la sonrisa, la amistad y la sinceridad son los fundamentos de la dirección de hotel boutique... Por eso empleamos a gente joven simpática y sincera del pueblo que se comunica bien con nuestros invitados, en lugar de numeroso personal de servicio multilingüe.
- ofrecemos un servicio personalizado... Damos la bienvenida a nuestros invitados en nuestra terraza con vista panorámica y arreglamos su desayuno en el horario de su preferencia, reservando el lugar para usted sólo y asegurando así su intimidad.
- protejemos el medioambiente... Somos los guardianes de la belleza natural de Sirince. Por lo tanto, hacemos todo lo posible para asegurar que todos los deshechos orgánicos e inorgánicos de nuestro establecimiento sean reciclados. Reutilizamos el papel de la impresora y del fax. Reciclamos nuestra basura en Izmir, separando plástico, metal y vidrio. Además como parte de nuestro compromiso con el medioambiente, damos los restos de verduras y frutas a los animales vecinos.
- escuchamos sus sugerencias... Sabemos que no somos perfectos, a pesar de nuestro cuidado meticuloso, y dependemos de sus comentarios y recomendaciones para brindar un servicio aún mejor en el futuro.
- sabemos que los pequeños detalles hacen una gran diferencia …

Queremos verla entre nuestros distinguidos huéspedes en el HOTEL SIRINCE EVLERI.